top of page

¿Detectaste señales de alerta o ‘red flags’?

¡Es momento de proteger tu bienestar!


Por: Ana Carolina González.

Directora de la Fundación Magnolia.


En nuestra búsqueda constante de paz y bienestar personal, es esencial prestar atención a las señales que nuestra mente y cuerpo nos envían sobre las actividades que realizamos, o las personas con quienes nos rodeamos, pues todo tiene un impacto en nuestra salud mental.


Identificar las señales de alerta - o red flags en distintas situaciones en tu vida, bien sea en las relaciones románticas, relaciones familiares, amistades, trabajo, puede marcar la diferencia entre una vida equilibrada y una llena de estrés, ansiedad, dolor y angustia.


¿Cuáles son esas señales?


En las relaciones románticas, algunas de estas señales incluyen la falta de confianza, una inequitativa distribución de las responsabilidades de cada uno, el comportamiento controlador, la dependencia emocional y económica, la falta de interés, poca comunicación, la crítica constante, la burla, los silencios como castigo, la infidelidad, el abuso físico, emocional o verbal y el uso de sustancias o adicciones.


En las dinámicas familiares, también existen otras señales que pueden indicar relaciones tóxicas, entre ellas, la falta de apoyo emocional o afectivo por parte de las personas cercanas, conflictos constantes, la falta de comunicación abierta y honesta, el abuso físico, emocional o verbal, la falta de respeto mutuo, la exclusión o el aislamiento deliberado, y la falta de reconocimiento o validación de nuestros sentimientos y necesidades.


En el ámbito laboral, por otra parte, las señales de advertencia pueden incluir una comunicación deficiente, altas tasas de rotación, un entorno de microgestión, expectativas irrealistas o poco razonables, falta de oportunidades de crecimiento profesional, desequilibrio entre el trabajo y la vida personal debido a una carga laboral excesiva, y un ambiente de trabajo tóxico.


¿Qué puedes hacer para protegerte?


Si has notado la presencia de "red flags" en una relación es importante no apresurarte a tomar decisiones desmedidas o terminar una relación de raíz. En primer lugar, puedes iniciar una época de observación y análisis sobre qué encontraste, porqué te incomoda, qué tan importante es esta relación en tu vida y hasta dónde puede ceder para llegar a acuerdos.


Una vez reconozcas esto, puedes poner en práctica estas medidas que te permitirán tanto corregir la situación que te incomoda, como evitar que estas situaciones que afectan tu bienestar se repitan. Estas son algunas recomendaciones:


Establece tus límites con empatía: Define cuánto puedes ceder en una relación y hasta qué punto admites aquello que va en contra de ti.


Practica el autocuidado: Realiza actividades que te relajen y te conecten con el momento presente. Busca tiempo para practicar meditación, yoga, o simplemente caminar en la naturaleza o tomar una siesta.


Cultiva las relaciones que sí consideras saludables: Rodéate de personas de las que sientas su apoyo, y que te hagan sentir bien. No trates de cambiar a quienes te han defraudado, más bien enfócate en proteger tu salud mental.


Aprende a decir "no": Evita sobrecargarte o comprometerte en asuntos que sabes que no disfrutarás o que requieren una carga emocional extra. Aprende a decir "no" sin sentir culpa.


Establece límites digitales:

Es normal que el celular o el computador se conviertan en nuestro escape. Sin embargo, estos pueden llegar a convertirse en distractores para disfrazar o evitar poner la cara a lo que realmente estás sintiendo. Establece tus propios límites sobre el uso de dispositivos electrónicos como una medida para pensar en ti mismo.


Busca apoyo profesional: No es necesario sentirte mal y sin salida para buscar terapia, asesoramiento o apoyo psicológico.


Practica la gratitud: Enfócate en las cosas buenas de tu vida y en las personas que te ayudan a crecer.





106 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page