top of page

Somos Magnolia

Somos un equipo comprometido con el progreso en América Latina, fusionando educación, bienestar emocional y sabiduría ancestral.

Desde diversos rincones del mundo, impulsamos la construcción de una paz duradera mediante programas que sanan corazones y fortalecen comunidades vulnerables.

Creamos los espacios y condiciones para restaurar la fortaleza de los corazones de personas y comunidades heridas por la violencia; sanar las raíces quebrantadas; propiciar el encuentro y resguardar la memoria y sabiduría de quienes -como las magnolias-, nos han precedido en esta existencia, para tejer un presente y un futuro de paz, inclusión y dignidad.

Misión

Nos dedicamos  a fomentar la paz y la reconstrucción personal de individuos que han experimentado conflictos o violencia.
 
Lo logramos mediante la promoción de la salud mental, la educación, programas de bienestar y la incorporación de saberes ancestrales.
 
Nos esforzamos por ser una comunidad diversa que se centra especialmente en mujeres y jóvenes, aunque damos la bienvenida a personas de todas las edades y géneros.

Visión

Imaginamos un mundo donde la paz y la reconstrucción personal sean valores fundamentales, un lugar donde la salud mental, la educación y el bienestar sean accesibles para todos, especialmente para aquellos que han experimentado conflictos o violencia. Visualizamos comunidades fuertes y resilientes que integran saberes ancestrales para sanar y construir un futuro más esperanzador.

Nos vemos como arquitectos de este cambio, liderando iniciativas innovadoras que inspiran y transforman. Buscamos ser reconocidos como pioneros en la promoción de la paz y la rehabilitación emocional, aportando con programas educativos, de bienestar y de saberes ancestrales.
 
En nuestra visión, la Fundación Magnolia es una comunidad diversa que se expande, marcando el camino hacia un mundo más equitativo, pacífico y lleno de oportunidades para todos.

Valores esenciales

Inyectar empatía, alegría y ternura a cada acción.

Amamos el trato equitativo y con respeto hacia cualquier ser vivo. 

Nuestras acciones nos permiten pasarla bien en nuestro trabajo. 

 Impactar el mundo de una manera positiva. 

Ofrecemos servicios que mejoren la calidad de vida de cada individuo. 

Mitigamos cualquier impacto negativo a la Madre Tierra. 

Dejamos todo mejor a como lo recibimos. 

 

Primero la gratitud.

Valoramos nuestra comunidad: socios, aliados, donantes, beneficiarios.

Practicamos un constante dar y recibir.

 Presumir las buenas intenciones. 

Creemos. Pero también verificamos.

Honrar la palabra. 

Cumplimos nuestras promesas con acciones concretas. 

Ejecutamos soluciones. 

Buscamos ser proactivos para generar un impacto positivo y sostenible.

Tratar a los demás como se desea ser tratado.

 Guiamos nuestras interacciones con respeto. 

 Diseñamos programas y servicios que reflejen el trato considerado que todos anhelamos.

Honrar la memoria y la sabiduría de los ancestros.

 Damos espacio a la voz de los sabios.

Escuchamos al pasado para iluminar nuestro presente. 

 

Visionamos caminar por las Américas dejando una estela de paz y bienestar, en la que los corazones heridos por la violencia, encuentren alivio, contención y fortaleza y así, restaurada la red, vivir una nueva realidad de paz interior y colectiva.

bottom of page